Solicitar cotización

El transbordo marítimo

Empresarial, Logística, Marítimo

El 2022 ha sido un año de grandes retos para el transporte marítimo nacional e internacional, donde se han superado con éxito las emergencias ocasionadas por la Covid-19 o la crisis de contenedores, demostrando así la resiliencia del sector que mueve más del 80% del comercio mundial, según las últimas cifras reportadas por Naciones Unidas y uno de los aspectos más interesantes dentro del estudio de los puertos y el transporte marítimo lo constituye, sin duda alguna, el transbordo marítimo.

Esta actividad, no obstante, adquiere un carácter aún más significativo en la presente década dado el ambiente por demás altamente competitivo, dentro del cual los puertos deben desenvolverse.

El transbordo Marítimo por definición comprende la transferencia de cargas, especialmente contenedores, en aquellos lugares donde la geografía o la infraestructura así lo permiten, esa operación puede ser complementada por un modo de transporte terrestre.

El transbordo marítimo, dicho de una forma sencilla, es el proceso de traspaso de una carga, sobre todo contenedores de un barco a otro.

Ahora este proceso suena sencillo, pero no lo es. Para poder llevarlo a cabo se necesitan elementos como grúas, estructuras, entre otras.

Cualquiera sea la forma que esa actividad tome, tales operaciones tendrán un gran efecto sobre la actividad de un puerto y lo más importante, gran impacto en sus negocios.

La diferencia fundamental entre los barcos convencionales para el transporte de carga general y aquellos especialmente diseñados para el transporte de contenedores, radica en que los primeros tienden a llamar en un gran número de puertos, mientras que los portacontenedores tienen que reducir sus puertos de llamada a uno en cada país o aún en cada región servida por sus itinerarios, dado los altos costos operativos envueltos.

Así sus operadores necesitan reducir el “tiempo en puerto”, con el objeto de incrementar la productividad.

Proceso del transbordo marítimo:

El transbordo en contenedores marítimos no solamente puede ser de barco a barco, también se le denomina así al transbordo con cualquier otro tipo de transporte, por ejemplo, barco a camión o barco a tren, etc.

En el caso de USA utilizan el transporte intermodal marítimo-ferroviario en el cual el ferrocarril se encarga del enlace entre la costa atlántica y la Costa del Pacífico, funcionando así el transporte marítimo como medio hacia las costas de Asia y Europa.

Para llevar a cabo un transbordo de contenedores marítimos se necesitan algunas herramientas, la más común es la grúa pórtico.

Las grúas pórtico por definición son un equipo mecánico que se encarga de la elevación de diferentes tipos de carga. Es un tipo de grúa móvil utilizado comúnmente en los puertos de comercio internacional porque facilita el traslado de contenedores de mucho peso.

Pero no solo eso, la grúa pórtico ligera también puede emplearse en talleres, muelles, fábricas, entre otras instalaciones que por lo general están al aire libre

Esta grúa se construye de varias piezas aquí te mencionaremos algunas de ellas:

  • Riel de desplazamiento
  • Viga principal de carga
  • Mecanismo de elevación
  • Sistema de control eléctrico

Esta grúa fue inventada con el propósito de facilitarles el acceso a los transportes de carga que son demasiado altos, principalmente los barcos o buques.

Las grúas pórtico también ayudan a realizar el transbordo de una forma más segura para la mercancía y así lograr que llegue sin daños hasta su destino.

En Bloc Port te brindamos oportunidades de crecimiento para tu negocio y de comercialización internacional. Si tu negocio está centrado en la exportación e importación de productos, estamos frente a uno de los puertos más influyentes de Latinoamérica.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *